JAVIER SANTAOLALLA: “EL CONOCIMIENTO TE HACE LIBRE”

Por: Juan Osorio Ruiz / Entrevista

Además de sus libros publicados, Javier tiene dos canales de Youtube abrumadoramente exitosos; en ellos nos explica, con palabras simples, los grandes misterios que guarda el universo. Divertido y didáctico, este divulgador científico y doctor en física ha conseguido que miles de jóvenes de España y latinoamérica despierten su interés por las ciencias y vean a las carreras científicas con mejores ojos, porque como él mismo dice: “El conocimiento nos hace libres”.

Según lo que has contado tu interés por el mundo de la física empieza a partir de la lectura del libro de Stephen Hawking “Breve historia del tiempo”. Cuéntanos un poco sobre ese proceso de acercamiento a la física.

Lo del libro fue una fase en particular pero yo sentí que quería ser científico cuando vi que me gustaban las matemáticas y la física. Me fui encaminando hacia la ingeniería pero a mitad de la carrera me di cuenta que la ingeniería estaba bien pero me gustaba más la física y eso fue, como bien dices, a raíz de leer el libro de Hawking donde descubrí que la física trata con misterios que ningún ser humano ha entendido y que obliga a hacernos preguntas sobre cómo funciona el universo.

¿El libro de Hawking te hace descubrir un mundo que no conocías?

Sí, la física que estudié en el colegio era muy aplicada y estaba un poco desfasada con respecto a lo que se hace en investigación hoy en día. En el colegio nos enseñan la física del siglo XVII investigada por Newton, que desde luego hay que aprenderla pero la verdad es que la física que se investiga ahora está basada en entender fenómenos mucho más complejos, tratamos de entender el mundo cuántico, las implicancias de la relatividad, etc, son cosas mucho más atractivas y que están más conectadas con el día a día de un verdadero físico. Y leer Breve historia del tiempo, de Stephen Hawking fue para mí como adelantar trescientos años al futuro, pasar del siglo XVII al siglo XXI.
¿En ese momento estabas estudiando ingeniería?

Sí.

¿Y dejaste tu carrera para empezar a estudiar física?

Lo que hice fue terminar la carrera de ingeniería pero a la par inicié estudios en física, de modo que cuando terminé la ingeniería tenía la física muy avanzada.

Cuéntanos un poco sobre tu ingreso al CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear). ¿Era tu plan trabajar allí o fue algo inesperado?

Cuando yo leí el libro de Hawking me llamó mucho la atención la física de partículas y justo en ese momento se estaba terminando un proyecto muy bonito que es el gran colisionador de hadrones (LHC) y cuando oí hablar de este proyecto pues me entraron muchas ganas de participar en él y formar parte de ese equipo, así que fue un poco mi obsesión durante cinco años, poder llegar a participar de ese experimento.

Fue difícil llegar al CERN?

Sí, es más o menos como para alguien que le gusta el fútbol llegar a jugar en el Real Madrid, o para alguien que le gusta el cine acabar actuando para Spielberg. Es decir, realmente estamos hablando de la élite científica; y sí, cuesta llegar. Cuesta en tiempo y dedicación y por supuesto que requiere ciertas habilidades, aunque es cierto también que con mucho trabajo cualquiera puede conseguirlo.

¿Por qué una persona común y corriente debería saber sobre asuntos tan diversos como la física cuántica, relatividad o partículas subatómicas?

Primero porque estar bien informados nos hace libres. Estamos rodeados de engaños de todo tipo y el conocimiento te hace libre, te permite distinguir quien engaña y quien no lo hace. Esto es importante porque estamos bombardeados por información de todo tipo y tener un cierto conocimiento te ayuda a distinguir qué es falso y qué no. Esto tiene implicancia en nuestras vidas, tanto directa como indirectamente, los políticos te dicen cosas que muchas veces no son ciertas; pero ¿cómo descubres que lo que te están diciendo es una mentira? El conocimiento te da también poder, y ese conocimiento puede ser literario, artístico, o puede ser también sobre física, porque la física está en muchos lados, cuando se habla de la fisión nuclear, de la radioactividad, energías renovables, etc., los políticos están hablando todo el tiempo de estos términos en sus campañas y si no conoces de estos temas no puedes hacer una buena elección.
Hay muchas otras razones. Como seres humanos somos curiosos y eso está en nuestra propia naturaleza, porque al final el universo es física, somos física. No saber que estamos en un planeta rocoso que gira alrededor de una estrella, que está en medio de una galaxia, etc., dar la espalda a todo ese conocimiento es dar la espalda a doscientos mil años de existencia del ser humano y dar la espalda a todo lo que nos ha hecho llegar a donde estamos, la verdad es muy triste que hayamos demorado tanto tiempo en comprender un poco sobre qué es el universo y todavía hayan tantas personas que desdeñan el conocimiento.

Respecto de este tema, los terraplanistas por ejemplo, siguen creyendo que la tierra es plana. ¿Por qué crees que hay tanta gente que sigue estas ideas anacrónicas?

Primero creo que no es tanta gente. Lo que pasa es que las redes sociales son peligrosas y a veces cuatro personas pueden hacer mucho ruido y parecen capaces de hacer una revolución sólo porque están muy activos en determinado momento, En general son auténticos radicales, asociados también a extremistas religiosos y creo que realmente no suponen un verdadero problema social, el problema es que puede ser contagioso porque muestra un camino de pensamiento acientífico, que tiene tres elemento peligrosos: Despreciar el conocimiento, decir que todo el mundo nos engaña y que todo forma parte de una conspiración. Eso ocasiona que la gente se aleje de los libros, de las universidades, del estudio serio. Me parece curioso que ese mismo terraplanista que dice que la tierra es plana, se comunica por un celular que transmite señales a través de satélites que dan vuelta a la tierra (risas). Entonces es una forma de pensamiento que es peligrosa porque es muy simple. A la gente que no tiene costumbre de recurrir al pensamiento científico esa simplicidad de pensamiento le resulta muy llamativa pero cuando una persona le dedica un poquito de tiempo a pensar y a informarse se da cuenta de que esa simplicidad es tal porque realmente es errónea.

¿Y qué debería hacer una persona que es asediada por este tipo de ideas acientíficas?

Creo que el proceso para un pensamiento libre empieza por estar bien informado, y estar bien informado consiste en recurrir a muchas fuentes de información pero sobre todo a crear un propio pensamiento crítico. El problema aparece cuando repetimos lo que ha dicho otra persona de manera automática y sin una reflexión previa. Cuando tú hablas con un terraplanista o con alguien que sigue estas ideas acientíficas te das cuenta de que sólo repiten algo que han oído, sin ningún juicio crítico, Siempre hay fuentes fiables que se pueden consultar, las universidades por ejemplo suelen dar información veraz casi siempre.

¿Ser científico es divertido?

Sí claro, creo que la mayor parte de los científicos lo son porque cuando trabajan la pasan bien, un científico piensa cosas, se interroga, investiga, hace pruebas, y yo creo que si no les pagaran por hacerlo lo harían de todas formas.
¿Cuál es la motivación de un científico?

La principal motivación es la curiosidad. Uno siempre se levanta por las mañanas con interrogantes de todo tipo que intenta responder y aunque algunas pueden parecer poco relevantes son todas válidas. Estuve leyendo sobre una persona que ha investigado por qué las tostadas caen siempre por el lado de la mantequilla. Para el científico todas las preguntas son válidas, y para resolverlas investiga, hace experimentos y trata de descubrir la verdad. Esa curiosidad inherente al hombre es la que motiva a los científicos.

¿Has pensado en qué serías en caso nunca hubieras estudiado física?

A mí siempre me han gustado los deportes, desde pequeño me llamaron mucho la atención, habría sido futbolista o habría jugado al tenis, no lo sé, pero habría sido una vida muy divertida.

 


Javier Santaolalla (España 1982) es doctor en física de partículas y licenciado en ingeniería de telecomunicaciones, divulgador de ciencia gracias a sus canales de YouTube: Date un Voltio y Date un Vlog.
Trabajó en el CERN como becario para su doctorado (colaboró en el descubrimiento del bosón de Higgs).
Colaboró en la creación del concurso de vídeos científicos CienciaClip. Es ganador del Premio CPAN por el VIII concurso de divulgación junto a CdeCiencia por el vídeo Cómo crear una teoría del todo.
Ha escrito los libros de divulgación de física El Bosón de Higgs no te va a hacer la cama, ensayo en lenguaje sencillo que acerca al público general a nociones de cuántica, e Inteligencia Física, que explica sobre cómo un físico percibe y piensa el mundo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.