CHICOS REALMENTE MALOS (Kids, 1995)

Harmony Korine tenía dieciocho años cuando escribió el guión, Larry Clark tenía cincuenta y dos cuando la dirigió. Hasta entonces, Larry sólo se había dedicado (con bastante éxito) a la fotografía, pero el guión de Harmony era tan crudo y contundente que su deseo por incursionar en el cine tuvo el impulso que le faltaba; además Gus Van Sant, que para entonces fungía de head-hunter, apostó por el proyecto y asumió su producción. Finalmente, la entonces novia de Korine, la bella Chloë Sevigny fue propuesta para hacer su primer protagónico.

Las seis semanas de rodaje fueron otra historia, digna de otra película más o de una novela extensa con imprevistos miles. Larry Clark estaba empeñado en darle a su película la mayor sensación de realidad posible, para eso buscó actores amateurs o gente joven de los barrios pobres de New York. Lo que no había previsto era lo difícil que resultaba manejar a un grupo de adolescentes cuya vida real eran tan complicada como la descrita en su película.

Uno de los actores que más problemas le trajo fue Justin Pierce, quien hacía el papel de Casper. Justin era en realidad un chico conflictivo que no sólo fue descubierto robando botellas de licor en las locaciones sino que terminó arrestado y amenazando con suicidarse dentro de la prisión.

Otro de los problemas que debió enfrentar el equipo de producción fue el consumo de estupefacientes. A ciencia cierta nadie pudo saber si lo que consumían los actores eran cigarrillos, marihuana o alguna otra sustancia pues se las ingeniaban para saltar los controles y alterar los cigarros que se supone eran sólo de utilería.

Para colmo, muchos de los extras y actores secundarios que acompañaban las escenas de calle eran skaters indisciplinados, acostumbrados a la impuntualidad y el descontrol, jóvenes que apenas tenían un momento de distracción partían a la carrera o sobre sus patinetas, abandonando el rodaje y dejando a Clark y a todo su equipo sumido en la desesperación.

Y si bien no hubo sexo real en las grabaciones, las escenas íntimas fueron difíciles de realizar ya sea por la inexperiencia de los actores o por lo crudo de las escenas que Harmony y Clark querían lograr.

Finalmente, luego de seis semanas de rodaje, la idea de Korine estaba tomando forma y el deseo de Clark de crear la gran película americana sobre adolescentes parecía llegar a buen puerto. Sin embargo, luego de su estreno las críticas no le fueron favorables, algunos la acusaron de promover el consumo de drogas, de ser una cinta cuyo velada intención ulterior era promover la pedofilia y hasta alguno la calificó de “pornografía infantil disfrazada de un documental con moraleja”.

Lo que fue innegable es que aquella cinta tuvo innumerables aciertos, la puesta en escena fue tan lograda y con tal realismo que muchos creyeron asistir a un documental más que a una película de ficción. Lo contundente de sus imágenes, sobre todo en la escena inicial en la que hay tanta ternura inocente como realidad brutal, hizo que los espectadores salieran fascinados y estupefactos en igual medida.

Harmony alcanzó fama y gracias a su guión pudo hacerse de un lugar en los círculos cinematográficos, Larry fue reconocido como un gran director, arriesgado y vital a pesar de no ser ya un jovenzuelo y nosotros nos quedamos admirados con la historia perturbadora de “Kids”. Magnífica y controversial cinta que tiene tantos detractores como fanáticos, porque hay obras de tanta intensidad y fuerza que a veces queman.

+ DATOS
Director: Larry Clark.
Guión: Harmony Korine.
Fotografía: Eric Edwards.
Música: Lou Barlow.
Género: Drama.
Puedes ver la cinta en idioma original y subtitulada en: https://goo.gl/6gOjOh

 

O. Jota 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.